Floresta y su mundo
SITIO OFICIAL
Lunes 26 de Junio de 2017



A 15 años de la Masacre de Floresta, conversamos con SILVIA IRIGARAY, madre de MAXI TASCA y fundadora de la Asociación MADRES DEL DOLOR




Conversar con Silvia Irigaray despeja la maleza mental de lo superfluo, el conflicto tonto. Es emocionante y revelador. Ella y las Madres del Dolor unen a la sociedad de modo estoicamente horizontal, tratando de sacar lo mejor que pueden de cada administración política, sin prejuicios partidarios. El amor hacia el hijo perdido (físicamente), lo ha transformado en un estado mágico de conexión con la vida y los sueños de ese hijo. La madre es continuadora de sus sueños más profundos. De algún modo ahora es hija de su hijo y la vez madre de toda nuestra sociedad, con la autoridad moral de quien exige justicia, no venganza. Es forjadora de justicia y a la vez de una ley más justa. Y no solo ley escrita, también "ley" simbólica. La lucha por justicia, guiada por el amor (en contraposición a la venganza), en Argentina ha forjado dirigentes sociales de enorme valor y peso simbólico, como Estela de Carlotto, SusanaTrimarco, Taty Almeyda… A 15 años de la Masacre de Floresta va en esta charla con Silvia, nuestro homenaje a Maximiliano Tasca, Adrián Matassa y Cristian Gómez, las víctimas de la Masacre de Floresta.

¿Qué pudo haber pasado por la cabeza de Velaztiqui aquella noche?
Juan de Dios Velaztiqui se creyó Dios. Se tomó muy en serio el nombre. Creyó que podía hacer y deshacer, decidir si alguien nacía o quien moría. Velaztiqui es un ser malo, una mala persona, un mal policía. Siempre recalco lo de “mal policía” y muchos me corrigen y me dicen que no es un mal policía, que es un asesino. En realidad, lo que busco es no lastimar a toda la fuerza, y por eso recalco que ese mal policía tiene nombre y apellido. Yo tengo la “suerte”, si se puede decir de alguna manera, de saber quién mató a mi hijo. Quiero dejar en claro que esta persona pertenecía a la institución, no estaba retirado. Trabajaba activamente. Aclaro porque muchos quisieron instalar que ya se había retirado para despegar a la fuerza.

¿Velaztiqui tuvo una participación activa durante la dictadura militar?
Si, él estaba con Bussi, de quien empezó siendo chofer. Mostraba orgullo de todo lo que aprendió en esa época. Fíjense que algunas de las balas que utilizó para masacrar a los chicos eran de punta hueca. Maxi, una semana antes de que lo mataran, se había recibido de Licenciado en Relaciones Internacionales y un día me comentó que leyendo un libro referido a armamento le llamó la atención que esas balas están prohibidas en la guerra por la destrucción que causan en los tejidos. Un hombre que cargó su arma con esas balas (que no se las da la policía), que fue y las compró, es una mala persona, porque yo siento que le dio placer saber el efecto que esa bala puede tener en una persona.

¿Velaztiqui estaba franco de servicio en el momento de la masacre?
Si. Yo luché mucho para que los policías no portaran su arma reglamentaria en horario franco de servicio. ¿Por qué me metí en eso? Porque me fueron llegando casos y quiero mencionar un en particular: Un día me llama un señor, Mario, y me dice que me quería contar algo, y que luego de eso no sabía si yo iba a querer hablando con él. Me cuenta que se llama Mario Leguizamón, que tenía un hijo de 9 años. “Un Maxi, como el suyo, pero yo soy policía de la provincia”. Por eso pensó que yo no iba a querer hablar con él. Me comentó que a la semana siguiente comenzaba el juicio por la muerte de su hijo y que deseaba que esté a su lado. Acepté enseguida, porque consideré importante demostrar que no me guiaba el odio. El hecho ocurrió así: un día él se encontraba de servicio, iba en el auto con el hijo y su papá… quisieron asaltarlos e instintivamente sacó el arma de abajo del asiento y mató a uno de los delincuentes. Al ver esto, el otro mata a su hijo y le vacía el ojo al padre, que sobrevivió. En base a esto, empecé a luchar para no lleven más el arma cuando no estén en servicio, porque llevan el oficio en el alma, y no pueden evitar actuar.

¿Cómo has sobrellevado tanto dolor?
¿Qué hacemos siempre? Agradecemos a Dios. Sea de la religión que se sea, hasta los que se dicen agnósticos o ateos, ante un episodio fuerte y doloroso se recurre a Dios. Bienvenido sea aferrarse a algo. Después de la condena a Velaztiqui, comencé a luchar por la vida, decidí que debía ayudar por ese camino, que había que ayudar a los que esperan por un órgano. Maxi me ayudó sobrellevar tanto dolor luchando por la vida.

¿Sentiste odio alguna vez después de lo que pasó?
Jamás. Sigo siendo la misma, salvo aquel primer año en el que quedé sumida en el dolor. No perdono, pero no odio. El día de la masacre, yo llego a la estación de servicio, y Maxi estaba ya tapado por la bolsa negra. Lo único que tenía afuera era su mano, y lo reconocí por ella, que tenía el vendaje que le había hecho a la mañana por una dolencia. Velaztiqui estaba sentado en un auto y yo no atiné a nada. Cuando veo la mano de Maxi, siento su voz que me dice: “mami acordate que soy donante”. Maxi me preservó de esa escena, estoy segura. Me voy de ahí y, si bien no tenía intenciones de matarme, caminé inconsciente por medio de Gaona y recuerdo las luces de los autos que me pasaban por al lado… iba pensando en llamar a Omar, el papá de Maxi, y al Incucai. No sabía si era una pesadilla. Llamé al Incucai y enseguida vinieron. No entendía nada pero lo único que me preocupaba era cumplir con el pedido de mi hijo. Fuimos a la comisaria 43, yo estaba en shock, y explicamos la situación. Nos dijeron que volviéramos al otro día a las 8 AM. La del Incucai golpea el mostrador y exigió que se nos informe el juez interviniente porque no había tiempo. Fue rapidísimo.

¿Cómo calificás el accionar de la justicia?
Los familiares y amigos de los tres chicos fusilados por Velaztiqui podemos decir que tuvimos ese gran alivio que fue que la justicia actuó rápido y que los jueces tuvieron unas agallas enormes. A mí me venían diciendo que ninguno se iba a animar a darle una condena alta a un policía. Fue muy bueno que haya intervenido ese tribunal, que la sentencia haya quedado firme… todo fue histórico. Luego, con Madres, Hicimos jury contra jueces. Con el caso de Axel López pasé a no respetar a Zaffaroni. Se lo dije a Cristina cuando nos reuníamos por varios temas. Le comunique que íbamos a pedir la destitución, que creía que la postura de Zaffaroni era pésima. Ella nos dijo, “la verdad Raúl es mi amigo, pero en esta no lo apoyo”. Encima, en su defensa de López expresó “no puede ser que un juez deje su lugar porque unas activistas piensen que él no hizo las cosas correctamente”. Activistas me parece una palabra maravillosa, pero lo dijo despectivamente. Pudo haber dado un ejemplo a la ciudadanía, pero no.

¿Qué opinión te merece el contexto político del 2001 en lo que pasó con los chicos?
Yo en parte culpo a De La Rúa. El otro día lo ví en la Legislatura y tuve que frenarme para no decirle de todo. Yo doy muchas charlas en escuelas, y voy generalmente con Marta Canillas, que es vice de Madres del Dolor y también de Missing Children. Hay algo que siempre digo que no le gusta: “en el 2001 había un presidente, que huyó como una rata en helicóptero”. ¿Cómo te vas a escapar como presidente? ¿Quién dio la orden de reprimir? El año pasado, en el Congreso, vemos a Rodríguez Saá, que era el presidente cuando sucedió lo de los chicos. él es muy macanudo, hablamos de todo lo referido al proyecto vial que se trataba. Al terminar la reunión, le dije quién era yo y se quedó estupefacto. No pude decirme nada. Yo quería que sepa.

¿Cómo surge la Asociación Madres del Dolor?
Néstor Kirchner es en cierta forma el creador de madres del dolor. A principios de 2004, nos comenzamos a reunir en Nuñez, en una pequeña cocina y realizamos una gacetilla de prensa. Un día, de repente, comenzó algo que nos sorprendió: las calles se llenaron de periodistas, móvileros y móviles… era una cosa sorprendente. A eso de las 21.30 suena el teléfono de una de nosotras, y era de parte de Néstor para saber si podíamos ir a Casa Rosada. él estaba mirando la televisión y el escrito que habíamos armado se había difundido. Vamos, y a eso de las 23 nos recibe y nos dice “ustedes tienen una enorme llegada y tienen razón. Hagan un grupo, una Asociación que nosotros los vamos ayudar”. Nos quedamos con la idea de la Asociación, pero decidimos que sea sin ayuda económica, porque implicaba un condicionamiento. Esta decisión de no aceptar financiamiento trajo consecuencias. Por ejemplo, hace un año que no podamos costear una secretaria. Ahora tenemos nuestra oficina en Vicente López, en un lugar que nos dio el Japonés García. Gracias a él tenemos nuestro espacio. Hoy, con Jorge Macri tenemos una gran relación, como también con Gustavo Posse. Néstor y Cristina me han llamado y siempre resaltaron que nunca tuvimos odio. que no tenemos odio. Somos filosas con lo que decimos pero no tenemos odio.

¿Y el nombre?
No iba a ser Madres del Dolor. En un principio pensamos algo referido con amor. Hasta que un día, Santos Biasatti nos convoca y nos presenta como madres del dolor y quedó. Queríamos salir de la palabra dolor…pero creímos que era el nombre justo.

¿Cómo es la relación con el gobierno actual?
Con el actual presidente aún no pudimos estar. Antes de ser Jefe de Gobierno vino a vernos. Pedimos que sea sin prensa, y que nos contara que pensaba. él quería la foto con nosotras. Pasó el tiempo, ganó y nos invitó muchas veces, organizamos charlas… pero como presidente no nos vimos.

Que sectores apoyaron su lucha y cuáles no?
No recuerdo que nadie no haya apoyado. El 30 de diciembre enterramos a los chicos y el 31 se juntaron espontáneamente, amigos, jóvenes… caminaron desde la estación de servicio hasta la comisaría. Querían romper la comisaria. Yo estaba en mi casa recibiendo familiares y no tenía idea de lo que pasaba. Ahí se armó un tumulto porque se sabía que Velazqtiqui estaba dentro de la dependencia y quienes marchaban querían quemar la comisaría. Cuando fuimos a buscar papeles para hacer trámites vimos que estaba todo destrozado. La mamá de Adrián Matassa recibió un balazo de goma en la pierna. Había mucha bronca con razón. Cuando armamos las marchas, yo preparaba los afiches, con frases que expresaban esperanza de justicia. Todos ayudaron en la pegatina. Con Maxi tengo una enorme comunicación. Una vez siento que me nombra a los colectivos, y comenzamos a llenar los colectivos de afiches. Un solo colectivero estuvo en contra, nos arrancaba los carteles y llego a decirnos “estos están bien muertos”. Me enfurecí. Hasta que sus propios compañeros lo ubicaron y le dijeron que la indicación venía de arriba. Una desilusión que tuve fue cuando sentí que Cristina me falló y me mintió. A principios de este año nos enteramos que nunca se puso en funcionamiento el Banco de huellas genéticas de violadores. La ley estaba sancionada, e incluso Diana Conti dijo públicamente que el banco iba a llevar el nombre de Lucila Yaconis.

¿Los organismos de Derechos Humanos acompañaron?
Siempre. Te cuento que a la primera marcha voy con mi mamá y vemos un pañuelo blanco. Nos preguntamos: “¿cómo se enteraron?” Fue impactante. Era Taty Almeida. Una persona hermosa. Después vinieron siempre. Estela (de Carlotto) es divina. Cierta vez me la encuentro y me dice “vos tenés que cuidar tu imagen porque transmitís mucho. Nunca descuides tu imagen” Luego nos vimos siempre.

¿Cómo impactó la noticia de que a Velaztiqui le dieron arresto domiciliario?
Cuando se lo dieron, sentí una enorme angustia. Pense que tenía un problema coronario y el médico me dijo que lo que tenía era un aprisionamiento en el pecho, porque sentía una enorme frustración. Apenas le dieron el arresto domiciliario, los chicos querían marchar. Yo tenía miedo de que hicieran algo que no correspondiera. Planeé esa marcha. Dije de ir a cinco cuadras de donde él estaba, en Florencio Varela. Hicimos 12.000 afiches para que los vecinos sepan quien está ahí, y que denuncien si lo veían salir. Los afiches llevaban su cara y un alerta de que un asesino vivía cerca. Al otro día ya tenía dos llamados denunciando a quienes lo sacaban de la casa. Llame al fiscal, escribí en Clarín, me recibe el Juez de Ejecución y se tomaron medidas para que no salga nunca más. No volví a Florencio Varela. Soy muy fuerte pero hay cosas que me vencen, como pasar por la estación de servicio. Yo vi baldazos de sangre aquella noche… porque Velaztiqui los arrastró de adentro hacia afuera.

El caso de la masacre de Floresta fue emblemático. ¿Te convocaron para contar lo que pasó en los Institutos de Formación policiales?
Sí me convocaron. La primera vez, acá en la Ciudad de Buenos Aires. Gustavo Béliz, una enorme persona, era el ministro y me llamó por teléfono diciéndome ”En la escuela de policía sería buenísimo que te escuchen los futuros egresados para que sepan lo que no hay que hacer.” Cuando fuí y me paré en la puerta… qué momento! Mirando al cielo, le pregunté a Maxi si entraba o no y no me contestó. Me temblaban las rodillas, tenía que hablar ante 500 egresados. Entré, Gustavo me abraza, y me dice me relaje. Fui al escenario… tome dos tragos de agua y arranqué. Fue la primera charla de muchas. Nunca fui a psicólogo, y mi terapia fue estar con gente y transmitir.

¿Cómo podés evaluar este año respecto a su lucha?
Este 2016 es mi mejor año de lucha. María Eugenia Vidal, que me parece un ser fantástico, me dijo que puede equipar de la mejor manera a la policía pero que en la cuestión del corazón no puede sola. Y me convocó. Le pedí a cambio de hablar de lo que no tienen que hacer un buen policía hablar de la vida. Me dijo: -“¿Cómo hablarías de la vida?” Le contesté: -“Con la donación”. Le plantee que sola no podía hacerlo, que quería que me acompañe el juez Gabriel Vitale, gente de CUCAIBA y transplantados. Aceptaron y me dejaron elegir si quería una fecha especial, algo que me pareció amoroso. No le dije fecha, pero sí que sea en el mes de agosto, que es cuando parí a Maxi. Se hizo en agosto, en la Vucetich. Hubo un cambio, porque la idea original era hablarle a los cadetes, pero a último momento se decidió que la charla esté dirigida a los jefes. En el camino de idea, el chofer, que era policía, me comenta que había salido en el diario de La Plata que iba a haber un cambio en la cúpula, lo que provocaba un muy mal ambiente. Yo no quería que se mezclen las cosas, pero era medio inevitable. Cuando llego al SUM había una cantidad impresionante de policías, cada uno lleno de medallas. Me hice fuerte. Escucho que uno dice -“¿Pero esta no es la de Floresta?”. Pensé que estaba bien que supieran quien era. Mire a todos, porque quería que supieran que los miraba. Digo “buenas tardes”… y me contestan con espíritu de cuerpo, de manera abrumadora. Tomé mucha agua… Un rato antes, la Gobernadora me llama para avisarme que no iba a asistir, porque su presencia iba a nublar la mía, por la situación interna. Sí fue Cristian Ritondo. Di la charla, habló el Juez, el Director de CUCAIBA y tres transplantados. Los policías se emocionaron. Mi mejor año es porque a partir de esa charla, se incluyó el tema en la currícula de los Institutos. Luego de esto, me llaman del Ministerio de Seguridad de la Nación para ver si se puede implementar lo que se hace en provincia. Se abrió una puerta muy grande con el tema de la donación…

¿Estuviste con el Papa Francisco y Madres es reconocida a nivel mundial.
El año pasado vino a vernos un reportero italiano, que tenía que entrevistar a los políticos con posibilidades de acceder a la presidencia. Y además, vino a vernos a nosotras. Hicimos la entrevista, quedó fascinado y lloro mucho. Dijo “lo que me hubiera perdido si no las conocía”. Para la nota, eligió la foto mía con el Papa. A Francisco ya lo conocía de antes, cuando venía acá, al barrio. Tenía pendiente desde hace mucho ir al vaticano. Me llama Julio, de La Candelaria, para pedirme algo. Le dije que no, y él me contesta “¿Qué tenés que hacer que estas tan ocupada?” Le cuento que me voy a Italia. Me pregunta si lo voy a ir a ver a Jorge, y le digo que no se me había pasado por la cabeza. Llamó a alguien y me dijo que Francisco me esperaba tal fecha. La TV Vaticana me ofreció, que una vez terminado el encuentro, hacer una entrevista y yo estaba tan emocionada que me olvidé. Cuando llego me llama el padre Julio y le cuento que era otro Jorge, más alegre, y todo lo que me había movilizado el viaje. En realidad me llamo para decirme que aún me esperaban en el canal. Las vueltas de la vida hicieron que viniera este reportero italiano.

Que maravilloso haber transformado tanto dolor en amor y construcción…
Es raro, pero todo lo que hago lo hago con alegría. Creo que es el mejor homenaje a Maxi. Siempre fui alegre y de buen carácter. Cuando empecé a verme triste y con ojeras, empezó a fluir la crianza de mis padres, que siempre me inculcaron ser fuerte. No hay que llevarse el mundo por delante ni dar lástima. Tengo 61 años y medio. Siempre festejé dos veces en el año. El dolor no me tiene que poner mal. Maxi es mi guía… y siempre quiero dejar en claro que quiero cumplir los sueños que tenía en vida. Por ejemplo, no podía dejarlo en el cementerio… tan lindo… no merecía estar encerrado en ese lugar tan oscuro. Entonces pregunté que debía hacer para recuperar el cuerpo de mi hijo. Aquino, uno de los jueces, me dijo ”perdón la indiscreción, ¿que va a hacer?”. Le comenté que mi hijo era muy hermoso y que tenía que cumplir un sueño de él. Los jueces me dijeron que redacte lo que decía porque debía ser firmado por los cinco: el Fiscal, ellos y el defensor de Velaztiqui. Hablé con Omar, el papá, y hacemos el escrito. Lo presento y tengo respuesta en un solo día. El primero que firmó fue el defensor de Velaztiqui. En un día y medio ya tenía el cuerpo de Maxi, que estaba en el cementerio de Flores. Al día siguiente vamos, lo sacamos a Maxi y lo llevamos González Catán, que tiene una capilla vidriada y se ve el crematorio. Esperamos. Omar hizo el reconocimiento. Esto fue nueve meses después, el muchacho nos dice que hay mucho brillo… y claro, si Ulises de la murga de los pecosos se había sacado el traje y lo puso dentro del cajón. También estaban la camiseta de Boca y la de All Boys. Se cremó con las lentejuelas, las fotos y las camisetas. Pasaron diez días y me voy a Egipto a llevar sus cenizas. Porque Maxi se había recibido el 17 de diciembre de Licenciado en Relaciones Internacionales. Cuando se recibió, le regalamos un viaje a Medio Oriente, que era el tema de su tesis. Soñaba enamorarse de una egipcia y soñaba con la paz en Medio Oriente. Y fíjate, que muere en un hecho violento. Estaba anotado en Cascos Blancos… ya había avisado en la Universidad que si salía iba a dejar de cursar por un tiempo. Estaba primero en la lista. Yo me preguntaba cómo iba a hacer para verlo y él me decía que iba a ser exitoso y que me iba a pagar todo ara ir a verlo. De alguna manera, su sueño se cumplió, porque desde hace 15 años lo nombro todos los días y porque su muerte se transformó en vida en un símbolo de paz.

















-----------------------------------------------------------------------------------------------




PRESENTACION EN CONTRA
DEL DECRETO 251/14


En la puerta de la Sede Comunal 10, un numeroso grupo de miembros del Consejo Consultivo Comunal, junto a las comuneras de la oposición: Maru Lopes (MST Nueva Izquierda), Cynthia Salama y Leo Farías (FpV) antes de hacer la presentación en Mesa de Entradas de una Declaración conjunta que rechaza el Decreto 251/14. Dicho decreto, propuesto por el oficialismo en la Ciudad y hoy suspendido por un fallo de la Justicia, busca crear puestos gerenciales - nombrados por el Poder Ejecutivo directamente – cuyas funciones se superponen con las de los miembros de la Junta Comunal y el propio Consejo Consultivo. Otro atentado del Pro contra la descentralización, que encuentra Recursos de Amparo y fallos de la Justicia ordenando la suspensión. El CCC10 prepara un Amicus Curiae para seguir dando la pelea en unidad contra estos decretazos. Así le vamos a poner un freno!

 - Metamorfosis



-----------------------------------------------------------------------------------------------




HAMLET La Metamorfosis


 

HAMLET - Metamorfosis



-----------------------------------------------------------------------------------------------




Floresta y su mundo
 

LA ESTACION FLORESTA
DEL SUBTE: ¿UNA UTOPIA?

Vamos a comenzar por las conclusiones para luego a continuación desarrollar los reportajes, comentarios y apostillas.
Este es el informe de cómo una noticia que iba a ser presentada como una sencilla nota de color para informar de los trabajos subterráneos que se están realizando bajo la avenida Rivadavia a la altura de Floresta se transformó en investigación y denuncia.
Floresta y su mundo Fuimos con Ismael Felipe a informarnos de los trabajos que la empresa Subterraneos de Buenos Aires está haciendo en nuestro barrio y nos encontramos con la situación escandalosa de que las obras anulan la posibilidad futura de la ampliación de la red hacia el oeste. NO VA A SER POSIBLE EN EL FUTURO UNA ESTACION FLORESTA SIN DEMOLER LOS TALLERES QUE AHORA ESTAN CONSTRUYENDO.
Esta obra viene a reemplazar los talleres y depósitos que están en Directorio y Emilio Mitre, que si bien tienen protección histórica se rumorea que hay un proyecto inmobiliario para los mismos lo cual no sería nada extraño dado el alto valor de las propiedades en esa zona. De ser esto cierto el escándalo sería aun mayor.
Llama la atención que no se haya dado a publicidad el carácter de tapón de la red que tiene el proyecto en ejecución.

Con Ismael estábamos azorados del panorama que nos encontramos, que suena a burda estafa a las expectativas de los vecinos. Ante esta realidad debemos actuar con velocidad y eficacia antes que la realidad del hecho consumado haga que sea demasiado tarde. Salvando las diferencias, como le pasó a Gualeguaychú con la papelera.
Debemos accionar por la vía política y judicial y lograr que nuestros representantes políticos gestionen ante los funcionarios un cambio en el proyecto que deje abierta la posibilidad de la extensión de la línea A hasta Liniers tal como en su momento prometieron en el diseño del Corredor Verde del Oeste.

Floresta y su mundo

Deducimos que, según las respuestas de los ingenieros, aun estando al borde de su capacidad, provisoriamente podrían seguir utilizándose los talleres de Emilio Mitre y una vez terminada la subestación eléctrica de Flores, inaugurar las dos estaciones que están terminadas. Las cocheras en construcción no serían impedimento para un proyecto futuro que contemple estaciones en Floresta, Villa Luro y Liniers

……………………………………………….


EL OBRADOR
Estos reportajes con gira incluida partieron de una idea del amigo Ismael Felipe, vecino siempre inquieto por conseguir cosas para el barrio con quien hace aproximadamente  tres quinquenios pedimos (y nos dieron) el semáforo de Goya y Rivadavia. Ismael es constructor y consiguió una entrevista en el obrador de la empresa SBASE (Subterraneos de Buenos Aires) para recorrer las nuevas estaciones y las obras bajo plaza Flores y que nos informaran de los trabajos en nuestro barrio.

Así fue que nos dirigimos el miércoles 7 de julio a Bacacay 2384, una casa civil de tres plantas transformada en oficinas donde nos recibieron muy gentilmente el director de obra de la prolongación del Subte A, Ingeniero Marcelo Canedo Peró y el Jefe de Inspección de obra, Ingeniero Nestor Spina.
Como rompiendo el hielo comenzamos a hablar del barrio y sus expectativas y preguntamos para cuando estaba pensado la obra de la estación Floresta y la respuesta fue que encendió la luz amarilla: No está contemplado, el proyecto actual termina en San Pedrito y a continuación se están construyendo estacionamiento para las formaciones y al final un taller.

Floresta y su mundo

-¿Pero si a futuro se pretende continuar la línea, eso es posible? Preguntamos ya desconcertados.
Para poder transformar lo que se está construyendo actualmente habría que hacer una gran obra de ingeniería.

¿Ese taller sería como un tapón?.
Y sí. No va a haber estación Floresta en un futuro próximo.

De amarilla pasó a roja.

Sinceramente no encaramos la nota pensando en una estación Floresta a corto plazo, pero tampoco imaginamos que a alguien se le podía ocurrir aprobar una obra que impida su realización a futuro.
Si no leyeron la Editorial de página 3 entonces es el momento de hacerlo para después retomar esta lectura.

Nuestra charla continuó alrededor del tema y también respecto de los detalles de la construcción.
El ingeniero Canedo Peró argumentó: “No se puede hacer líneas tan largas sin tener transversales que hagan descarga de pasajeros. Hoy ya es complicado subir en Primera Junta. Fíjensé la línea D  está colapsada. Ahí va a ser importante la extensión de la línea I”.

SBASE en una empresa que pertenece al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que tiene por función ejecutar las de ampliación de la red de Subterrraneos. Los funcionarios que dirigen estos trabajos tienen entre 7 y 10 años de experiencia acumulada, se han ido fogueando superando obstáculos y es un capital profesional muy importante. Ellos aseguran que están preparados para coordinar un volumen de trabajo mucho más grande.
Es interesante escuchar la pasión con que describen su trabajo, eso despertó el interés de Ismael que les preguntó porqué eligieron trabajar en esto y no en el ámbito privado. La respuesta del Ing. Canedo Peró fue contundente: “Estas obras para profesionales como nosotros son muy atractivas, tiene ventajas que no se reflejan cuando ponemos en casa el plato de comida, resignamos muchas cosas pero es un desafío profesional…
Y el Ing. Spina agregó: “Hay una distorsión en los sueldos”
Floresta y su mundo Y siguió Canedo Peró: “La organización de la empresa, aun con vicios de una empresa pública, es eficiente. Nosotros no damos imagen de empleados públicos. La gente que estamos en obra venimos con esa mentalidad y nuestra función es ejecutiva.
Gran parte de nuestra vida la dejamos en la obra, que los vecinos pueden entender que son molestas, pero defendemos los intereses de los vecinos.
De algún modo estamos formando parte de la historia de la ciudad. Cuando se ven fotos de los comienzos de la línea A… las de nuestra obra será lo mismo. Cuando se inauguró Carabobo estábamos en el último vagón pero éramos los más orgullosos. Dejamos hijos en cada obra cuando las ves con el paso del tiempo… A los subtes los quiere todo el mundo”.

“La ampliación de la red es una cuestión de decisión política de transferencia de recursos. Son obras que llevan tiempo y en general los licita una gestión y los inaugura otra, por eso, como no se ve a corto plazo más que las molestias que genera  muchas veces no interesa porque no se puede incluir en las campañas.
Cuando hay mucho dinero hay que hacer las obras en el término de una gestíon. Pero no funciona como en el imaginario, hay que hacer la obra civil, la colocación de vías, la señalación de seguridad, el material rodante… Las obra civil de las 4 estaciones (Puan Carabobo, Flores y Nazca) costaban en 2008 unos 200 millones de pesos. Acá se proyecta diciendo: “tengo 100 millones, cuantas estaciones hago”. Las dos últimas estaciones no se pudieron inaugurar y la obra civil está terminada hace dos años, pero faltaba el señalamiento,  la subestación eléctrica  sin la cual no pueden operar y las cocheras. La crisis retrasó todo.
Pero bueno, mientras a disfrutar lo que hay, claramente el barrio cambia de Nazca hacia el oeste y el subte cambia todo, el movimiento de la gente”.

Según el proyecto que se licitó y que está en ejecución las cocheras están justo saliendo de la Estación que está a la altura de Nazca -podemos confirmar que se llamará San Pedrito- entre José Martí y Portela. Son 440 mts. Y después el taller que llega hasta Candelaria. Es todo subterráneo, una vez finalizada la construcción quedan pequeños accesos para el personal y tapas para subir y bajar equipos. La rampa de Azul del 0 al 100, desde donde están excavando hacia este y oeste es constructiva, cuando se termina se rellena.
La idea que tienen es habilitar las estaciones San José de Flores y San Pedrito para setiembre u octubre del año próximo, se están apurando para llegar con los plazos.

Floresta y su mundo

“Hay algunas expectativas que fueron generadas por los múltiples proyectos que han publicitado diversas gestiones que no están contempladas en la realidad, como ser las cocheras bajo la Plaza Flores y la comunicación con el ferrocarril pues nunca hubo comunicación fluida entre la Secretaría de Transportes de la Nación y el Municipio”.
Comenta Ismael:  “Es como que a medida que se avanza vemos que hacemos…”
Y el Ing. Marcelo agrega: “Aparecen comentarios, planteos, pero son deformaciones que no fueron realmente estudiados o analizados”.
Entonces viene a nuestra memoria el Corredor Verde del Oeste que parecía una obra faraónica que nos iba transformar el barrio y solo nos trajo unas rejas, muy bonitas en algunas metros y muy berretas en otros.

Comenzamos  la recorrida guiados por Nestor Spina, un Ingeniero extraordinariamente amable que hace siete años trabaja en la empresa y es el encargado de que e contratista, los subcontratistas y hasta el personal de vigilancia y limpieza, cumpla con la calidad de trabajo y las medidas de seguridad. Nos colocamos los cascos,  bajamos por las rampas y llegamos a la Subestación transformadora de electricidad que es el corazón que permitirá el funcionamiento de las nuevas estaciones.
Cuando uno ingresa por túneles siempre se siente como algo de magia, aunque tampoco es nada del otro mundo, son tres salas de 70 m2donde serán instalados las celdas con los transformadores, los tableros, el sistema de ventilación la sala de incendios con material no hidrante adecuado para electricidad y el mantenimiento. Todo esto bajo la calle Artigas y sus veredas en la Plaza Flores.
La subestación está comunicada con la Estación Flores. Cuando pasás por ese pasillo y de pronto estás en la estación ahí sí, es como que se abre un mundo.
Luego fuimos también a la estación San Pedrito que aun tiene los carteles de Nazca. Las dos impecables, en dos niveles, son amplias, con escaleras mecánicas, ascensores para discapacitados y todos los chiches. Están pintadas y listas, hasta ya tienen los cestos de residuos.

En la calle Azul está lo que se llama una rampa atenuadora de impacto a la comunidad. Si la misma bajada estaría en Rivadavia ocasionaría un caos de tránsito, así pasa desapercibida (salvo para los vecinos de esa cuadra). Por ella se baja al centro del tunel que irá avanzando desde debajo de la Avenida Rivadavia hacia Este y Oeste. Las obras que se ven en Rivadavia a la altura de Floresta son los accesos, drenajes y la futura ventilación.
Ismael estaba intrigado de si en las excavaciones habían encontrado algún material arqueológicamente interesante, pero no.

A la semana siguiente, tras otra eficaz gestión de Ismael Felipe nos entrevistamos con Carlos Giane y Andrea Rocca de Relaciones Institucionales y comunicación de SBASE, en la sede central de la empresa en la calle Agüero, esta vez  con la presencia también de Augusto Rival de La Casa de Floresta,
Si bien nos atendieron con mucha amabilidad, no tenían para darnos respuestas novedosas respecto de nuestra inquietud por el tapón que representan los talleres proyectados a la altura de Floresta, pero sí algunas consideraciones interesantes:
Floresta y su mundo Ante un requerimiento de Ismael de porqué no se amplían los talleres ya existentes en Emilio Mitre nos dijeron que ya no tienen más capacidad para abarcar más material rodante, debería agregarse un 50% más y que no se los puede tocar ni al edificio ni a su interior porqué son APH (área de protección histórica). Más prioritario es agrandar los andenes de las antiguas estaciones de la línea.
También nos sugirieron que nos olvidemos de que haya Estación Floresta en un futuro inmediato. Esa obra requiere primero de otras para seguir con la extensión.
Augusto sugirió que nuestra función allí es no defraudar al imaginario colectivo de nuestros vecinos e Ismael agregó que cuando nos expusieron la ampliación nunca aclararon que era una “terminación”.
Andrea dijo que para investigar el origen del error habría que remontarse al 2006 en que se planificó de esta forma o antes.
Augusto pregunto entonces qué harían ellos en lugar nuestro, y la respuesta fue: -Yo creo que pueden recurrir al terreno político y a través de la legislatura a ver qué se puede conseguir.

Nos contaron que las obras de subte venían a los empujones, cuando ellos llegaron en 2007 estaban las estaciones terminadas pero no había vías. Ahora hay una nueva Gerencia de Planeamiento cuyo objetivo es proyectar el desarrollo de la red de subterráneos ya no en lo inmediato sino hacia treinta años. “Estamos tratando de tener un fondo para avanzar permanentemente. En Argentina empezamos en 1913 y tenemos una red de 50 km y Santiago de Chile empezó en los 70 y tiene 100 km”.
Actualmente hay consultoras haciendo un  estudio pagado por el BANADE para determinar cuáles serían las obras prioritarias para mejorar el transporte público y los preliminares  informan que el Corredor Verde del Oeste no lo es.
Carlos Giane agregó: “Se dice que el gobierno nacional compró 280 coches. Según Metrovías serían para la línea D y los de la D serían derivados a la A”. Los noticieros informaron que los nuevos eran para la A. “Para mí sería prioritario  pues los coches antiguos no permiten avanzar en la señalización que es lo que permite dar mayor frecuencia al servicio”.
Ante una pregunta de Augusto respecto de los fondos y la planificación Carlos respondió: “Los fondos son requerimientos de la empresa que depende de la aprobación  de la legislatura. Se aprobó la financiación de las estaciones que están en marcha, la plata de las líneas A, B está asegurada, más 150 millones de dólares para ampliar la H que arranca en Pompeya para que vaya  a Plaza Francia. En la ley está prevista la línea I de Parque Centenario a Plaza Italia”.
Ismael quiso saber hasta cuando habría tiempo para frenar la obras: “al estar en ejecución es muy difícil pero si sale un amparo se paran”.Floresta y su mundo



-----------------------------------------------------------------------------------------------




Floresta y su mundo
 

ALL BOYS Y SU ASCENSO A PRIMERA

Floresta y su mundo
 


Voy a empezar por el final: la tapa de la revista Floresta de este mes está dedicada a los hinchas de All Boys, sobre todo a los del aguante.

Los que quieran análisis deportivo vayan a La columna del Albo de Bernardo Luqui, yo, escribo de lo que veo y lo que siento pero se poco de fútbol.

Confieso que no iba a la cancha desde que era un chico de diez u once años, en los que huérfano de futboleros en la familia me iba solo al estadio del Albo. Por esa época en la tribuna te vendían maní y café y con esa estúpida mezcla terminaba volviendo a casa con una acidez horrible.

Floresta y su mundoTodavía a veces hago mezclas que no entiendo... en fin. La invitación de Augusto Rival me resonó a aventura y reencuentro con algo. Me fui poniendo a tono en el partido de ida en Floresta y pude percibir desde lo más alto de la tribuna alta lo que después se vio en Rosario, este equipo estaba para mucho más que un empate y claramente el segundo gol estuvo muy mal anulado. Al final del partido la hinchada de All Boys muy confiada rugía por justicia futbolera y los rosarinos se iban -se notaba- que de lo más preocupados.

Floresta y su mundoLo que se respiraba entonces en la mañana del domingo 6 de junio era esperanza. Subimos al micro, al principio me sentía como sapo de otro pozo pero al rato la cara de esos tipos se me fue dibujando familiar reconociendo en ellas a muchos pibes que veo en el barrio desde que eran muy chicos, si hasta estaba Mario de los monoblocks que trabajó tantos años con mi vieja.

Así entonces avanzaba la nave insignia del El Campito, chofer con gorra de murga Alba, bandera de All Boys con Malvinas flameando por el ventilete de la derecha y 200 sandwiches de milanesas freídas personalmente por Augusto en la cocina de su resignada madre con ayuda de (memoria injusta) no me acuerdo quién y envueltos en papel film que aguardaban por su digestivo destino.

Floresta y su mundo“El Campito” son muchos de los hinchas de All Boys de la zona de la Plaza Vélez Sársfield donde vivo ahora y del Barrio Alvear donde vivía antes y donde nació la revista. Se definen independientes de la política del club al que aman con pasión y se agruparon para cuidarse entre sí (que vaya que hace falta) y trabajar para el club.

Floresta y su mundoY como no reconocerlos. Recuerdo que en los 90 hacían sus asados en el terreno que hay bordeando las vías sobre Venancio Flores, justo enfrente de donde era mi casa. Cada tanto venía la cana a llevárselos y un par de veces salimos con Claudia y ella se enfrentaba con los de gorra aclarando que los muchachos no estaban molestando a nadie, que eran los chicos del barrio. La policía frente a esa petisa divina, una “madre arrrgentina” de ojos verdes con mirada filosa, alocada y sobre todo sin miedo, terminaba yéndose confundida. Los pibes del micro eran ellos, los de “hey don, nos presta la sal y un cuchillo... ah, vos sos el de la revista amarilla”, pero algo más grandes.

En el viaje de ida, con el precalentamiento de la hinchada corría un presagio “están muertos estos rosarinos, tienen miedo”. Floresta y su mundoUna hinchada es como una cofradía, cada uno tiene su rol, todos se conocen y se cuidan y también están los que como Maxi, cuidan desde arriba. Para ellos es la dedicatoria de los triunfos. Ser jóven en Argentina muy difícil. Acá los más lúcidos mantienen los equilibrios y los menos auque a veces les cuesta, respetan. Impresionante la logística, en la ruta nadie te vende nada y al paso de los micros cierran los autoservicios así que todo lo que se consume va en el micro. Cerca de Rosario nos pararon para el cacheo (fotos). Llovía bastante y la policía nos fue arriando a toda la hinchada hasta la entrada de la tribuna visitante y dejó a todo el contingente albo (dicen que de 3500 personas, no las conté) en remojo como una hora y hasta 5 minutos antes del comienzo del partido. En este trayecto me sentí bastante perdido y falto de reflejo para la cosa masiva, pensar que fui experto en tragar gases y esquivar balas de gomas pero mi último entrenamiento en estas lides había sido por los tristes finales del 2001 y el “que se vayan todos”. Floresta y su mundoEste era un domingo feliz.

Hermoso estadio. Ese cantito de la hinchada, ”todos unidos la banda y los jugadores” define perfecto la energía que se sentía. El partido en el Gigante de Arroyito comenzó como continuación inmediata del de Floresta, como al rato, el Albo era activo y Rosario depresivo. El primer gol desato un carnaval y la gente se miraba con rostros que decían: -sí, es cierto, está pasando. Señoras, señores, pibes, la barra todos soñando en blanco y negro. Al segundo gol el destino parecía sellado. El entretiempo impresionante, los canallas desolados se sabían derrotados y sufrían en silencio su destino inevitable. El tercer gol fue como los bises de un recital, el hilo de esperanza que les quedaba a los locales se soltó como una hilacha y se voló. Floresta y su mundoContrastaba su tristeza con el delirio de los de Floresta. Siii, si es cierto. Se miraban y se decían los muchachos mientras se agarraban la cabeza, miraban el campo de juego se abrazaban, era cierto, estaba pasando. El final con los jugadores trepados al alambrado dedicando el triunfo que tuvo tanta clase que se ganó el aplauso de los doloridos plateistas de Rosario. Me acordé del negro Fontanarrosa, al menos no tuvo que vivir esta tristeza.

Impecable la hinchada de All Boys “nunca puteando siempre alentando”, disfrutando y respetando el dolor. Eso fue muy bueno, sobre todo para salir con vida de Rosario. Por las dudas igual la policía nos hizo salir por un larguísimo camino alternativo. A cuadras del estadio se rompió nuestro micro y todos corrimos a subirnos rápidamente a otro porque no era buen día para perderse en esta ciudad furiosa y dolorida donde no debía faltar algún estúpido a la caza de enemigos y sus medios de transporte.

En la ruta a Buenos Aires los pibes, los más chicos sobre todo soñaban en voz despiertos próximos viajes a Mendoza, la visita al Monumental y la Bombonera, sueños que hace tres años jugando el Nacional hubiese recibido cargadas. Hay mucho más para ir contando pero ya finalizo agradeciendo a Augusto su invitación, estuvo bárbaro compartir esta fiesta: De pronto me encontré en una tribuna en Rosario gritando goles y apasionado como cuando era chico. Y también gracias a todos los de El Campito por la buena onda. Van las fotos prometidas.



-----------------------------------------------------------------------------------------------




Secciones

Barrio en movimiento
Floresta y su mundo

· 30 DIAS PARA CONTROLAR CONSTRUCCIONES FUERA DE LA LEY

· La ley del APH de FLORESTA cumple 1 año

 

Con la intervención del Defensor Adjunto de la Ciudad Gerardo Gomez Coronado, la Defensora del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires Dra. Alicia Pierini, luego de casi un año de investigación ...

Mundo Albo
Floresta y su mundo

Promedia el torneo y cuesta mucho ganar

All Boys transita el inicio de su segunda campaña en primera división alternando buenas y malas presentaciones, sin quedar claro hasta el momento cual es el verdadero nivel del equipo que se armó para este año...

Actividad Cultural de Parque Avellaneda
Floresta y su mundo

NOVIEMBRE 2011
Artstico - Cultural y Recreativo

 

Se realizará la jornada de apertura parcial y transitoria del espacio concebido para Centro de Exposición y Muestras de Arte Contemporáneo de La Casona de los Olivera, en espera ...

Centro Cultural Casita de la Selva
Floresta y su mundo

MUESTRAS DE FIN DE AÑO 2011

 

Como todos los años los talleres del centro cultural y la Sala Carlos Trigo realizan la muestra de sus producciones. El objetivo de la misma es darle forma a la creación que se va dando en el año...

El Corralón de Floresta
Floresta y su mundo

TALLER DE COPLA Y CANTO CON CAJA

 

 

Asociación Chan Kong Meng
Floresta y su mundo

Actividades y horarios de la Asociación

 

Detalle de las actividades y los horarios de la asociacin derante el mes de diciembre de 2009

Noticias de Clubes de Barrio
Floresta y su mundo

Noticias de Clubes de Barrio

 

En Floresta y su mundo lo "hacemos desde el pie". En esta seccin estamos trabajando.

Rincón del Arconauta
Floresta y su mundo

El Rosarigasino Ilustrado

 

Me hallaba embarcado en la ardua tarea de preparar el artculo para la revista, cuando la radio anunci la infausta noticia de la muerte del dibujante y humorista Roberto Fontanarrosa. Al escuchar las sentidas palabras del locutor, un vaco se apoder de mi mente, impidindome continuar con lo que estaba haciendo hasta ese momento. El negro Fontanarrosa se haba muerto.

Ensayos, Cuentos y Poesías
Floresta y su mundo

"El Camino de TESEO"
por el Buho Verde

"Carta a Lucia"
por Susana Casatti

 

Anunciantes

anuncio
anuncio
anuncio mail
Valid XHTML 1.0 Transitional 2008 Floresta y su Mundo - (+54 11) 4674-6871 - mundofloresta@gmail.com - Diseo: Latir